El Bamba.com | Las noticias de Villa Carlos Paz

Ediciones

Trabajo infantil: “No hay excusas para que niños solos estén vendiendo pastelitos”

En el marco de la lucha mundial contra la explotación de menores, la presidenta del Concejo de Representantes y exdirectora de Desarrollo Social y Educación, Alejandra Roldán, asume como falla gubernamental la existencia de chicos de entre ocho y diez años en condiciones laborales.

De interés social declaró el pasado jueves 8 el Concejo de Representantes a “la conmemoración del Día Mundial Contra el Trabajo Infantil” que tuvo lugar cuatro días después, el 12 de junio; “fecha instituida por la Organización Internacional del Trabajo en el año 2002”.

La presidenta del Concejo de Representantes y exdirectora de Desarrollo Social y Educación, Alejandra Roldán, explica que “si bien este año el foco está puesto en los niños que trabajan en zonas de catástrofes, decidimos conmemorarlo porque Argentina no está ajena”.

Y Villa Carlos Paz tampoco. “Nuestra ciudad tiene características diferenciadas de trabajo infantil”, que debido a la estacionalidad de la economía y aspectos culturales de las familias que están detrás de estos menores “complica el trabajo”.

El obstáculo “se nos presenta con aquellos que vienen de afuera y pertenecen a la comunidad gitana. Los vendedores de agujas, flores, estampitas que trabajan en horario nocturno y sin supervisión adulta, colocándolos en una terrible situación de vulnerabilidad social”.

Respecto de los infantes citadinos, “hemos trabajado fuertemente y logramos reducir su presencia en el mercado laboral”, pese a que todavía se observan chicos por debajo de la edad de finalización de la escolaridad obligatoria con bandejas de pastelitos u otros panificados, ofreciéndolos a los transeúntes.

“Históricamente se han visto niños locales de ocho, nueve y diez años vendiendo pastelitos; era habitual en los balnearios, sobre todo El Fantasio, que en familias que se dedican a la elaboración y comercialización de productos de panificación, las mamás fueran acompañadas de sus hijos o ellos solos.

“Trabajamos con esas familias y hoy la mayoría de esos niños están escolarizados y no trabajan. Puede pasar que por una cuestión de modus vivendi, los niños acompañen a sus papás a las mesas de venta; pero no se dediquen ellos a hacerlo”.

Ahora bien, asume Roldán, “si el domingo en la costanera había un nene solo vendiendo pastelitos, eso es claramente trabajo infantil y significa que estamos fallando en algún punto. No hay excusas para que ese niño haya estado vendiendo. No hay excusas para que ningún niño esté solo vendiendo pastelitos porque es responsabilidad indelegable del Estado controlar que no suceda.

“El lugar del niño no es el trabajo; desde ningún punto de vista y bajo ninguna circunstancia”.

UNICEF, UN LLAMADO DE ATENCIÓN. De Ushuaia a La Quiaca, hay 5 millones y medio de chicos pobres; esto es, uno de cada tres. Además, entre ellos, 1.300.000 se encuentran por debajo de la línea de la indigencia, lo que implica que apenas pueden alimentarse todos los días.

Dichas estadísticas fueron reveladas por Unicef hace menos de una semana, en base a datos del Indec del último trimestre de 2016 que fueron proyectados a todo el país.

CONCEPTOS ERRADOS. A la pobreza estructural, de acuerdo con Alejandra Roldán, se suma “la ineficiencia de los magistrados. En Argentina hay 202 denuncias penales contra el trabajo infantil que involucran a 233 niños, y ninguna imputación, menos condena”.

¿QUÉ HACER? “Llamar a Seguridad Urbana, al 147 o a Defensa Civil”, recomienda Alejandra Roldán. Si bien la competencia es judicial, “Seguridad Urbana y Defensa Civil tienen la posibilidad de darle participación a los equipos técnicos de la Municipalidad para que vean qué está pasando, porqué el niño está vendiendo, hablar con los papás y si esa familia necesita algún tipo de ayuda económica, el Estado debe garantizarla”. Porque, reitera, “el control del trabajo infantil es una responsabilidad indelegable”.

En el caso de que se quiera convocar a las autoridades policiales, aconseja “hablar con la policía comunitaria”.

(Informe completo en la versión gráfica de “Bamba”)

Lic. Lorena Neo Romero

Compartir en tu red social

Comentar esta nota