El Bamba.com | Las noticias de Villa Carlos Paz

Ediciones

Sildenafil o “viagra”: Restricciones y contraindicaciones

Hace unos días, nuestra ciudad volvió a ser noticia en medios nacionales, cuando un chico de 13 años sufrió una “broma pesada” por parte de sus compañeras de colegio, quienes le colocaron dos pastillas de viagra en su gaseosa. El adolescente debió ser internado de urgencia, ya que sufrió una descompensación.

En la semana, fue allanada la farmacia donde se habría hecho el expendio de sidenafil, a las menores; algo que está “totalmente prohibido, especialmente en niños”, enfatizó Adriana, desde una droguería ubicada en el centro de la ciudad.
Sin embargo, reconoció que, aunque “está restringido, muchos farmacéuticos las venden. En general, la mayoría de los consumidores son personas adultas y mayores; pero no comprendo cómo pudieron entregarle eso a unas niñas”.
Además, apuntó que “muchos varones solicitan la pastilla del viagra; la verdad es que impresiona ver que hasta jóvenes de 30 años las consumen, ya que tampoco está indicado para esa edad. Eso significa que existe un problema de salud en general”.

Desde otra farmacia, Alejandra resaltó que “fue un uso inadecuado el que hicieron estas chicas, porque solo está recomendada para adultos mayores”. Y puntualizó que “solo se vende bajo receta”; en tanto, “según el uso que les des, pueden ser muy peligrosos. Actualmente, hay remedios que los chicos usan para drogarse; por eso tuvimos que restringir la venta”, algo que “depende del criterio y la ética profesional de cada farmacéutico”.

Educar y concienciar
Por su parte, el urólogo Cristian Sonzini explicó que el viagra “es una droga bastante segura y que se descubrió buscando un medicamento antihipertensivo, o sea que baje la tensión. Sirve para vasodilatar las arterias del cuerpo, específicamente las del pene”. Pero, dependiendo de “la dosis que se utilice y el peso del paciente, puede desencadenar algún problema de vasodilatación importante y una gran baja de tensión.
“Desconozco si el chico consumió alcohol; en conjunto, se genera una sinergia que produce inconvenientes desde el punto de vista cardiovascular. La tensión será tan baja que derivará en distintos síntomas como náuseas, vómitos y hasta la pérdida del conocimiento”, indicó. Desde el punto de vista sexual, el profesional resaltó que “no habría ningún efecto importante, ya que en ese momento el paciente se siente tan mal que no hay un estímulo”.

En relación a un posible riesgo de muerte, comentó que “es muy difícil que hubiera perdido la vida. Sin embargo, si quien lo ingiere tiene algún problema cardiovascular, y se consume en una alta dosis, podría haber ocurrido”.
Si bien la mayoría de los medicamentos, e incluso el viagra deben ser recetados, “lamentablemente no hay un control sobre la comercialización de estos remedios. Muchas veces en las farmacias no suele atender un farmacéutico, sino un entendido que aconseja acorde a su experiencia detrás de un mostrador; pero esto está prohibido”.

El especialista advirtió que el consumo de viagra refleja un tema psicosocial. “En nuestra sociedad existe este estereotipo de ser el mejor en todo; ser alto, flaco, y tener muy buenas relaciones sexuales.
“Además, están muy generalizadas las relaciones sexuales entre gente joven, y no hay una educación en la materia. Los jóvenes, para no fallar, toman alcohol y viagra. La mayoría cree que este medicamento puede mejorar la vida sexual”. Por último, subrayó la importancia de “difundir este tipo de información para que los padres expliquen a sus hijos los riesgos que hay en ciertas acciones que ejecutan”.

Elizabeth Scardigno

Compartir en tu red social

Comentar esta nota