El Bamba.com | Las noticias de Villa Carlos Paz

Ediciones

Rocío Pardo: Hasta Tinelli y el Maipo…!

Nos representa, junto con El Dipy, en el programa más visto de la televisión argentina y se prepara para desembarcar con su propia productora en Buenos Aires, pese a que no reniega de sus orígenes: “Tener un contacto me ayudó a que me miren con otros ojos; pero ahora tengo que demostrar lo que sé hacer”.

Bailarina y actriz, Rocío Pardo protagonizó durante la última temporada estival el éxito de Pabellón Tornú y, de allí, emprendió su gira por la Capital con destino incierto. “Me dejo llevar”, confiesa, “estoy abierta a todas las oportunidades que se me vayan dando”.
Formar parte del elenco del Bailando 2017, de hecho, “nunca se me había cruzado. Me daba muchísima vergüenza. Después dije, lo tengo que hacer, tengo que estar; asistí a la audición y ahora, desde adentro, lo trato de disfrutar y de sacarle el máximo jugo que pueda.
“Entrenar todos los días, conocer gente de la productora muy buena onda, crecer como artista; estoy súper feliz”.
Acompaña al Dipy, de quien destaca su oído musical y memoria; aunque, claro, ni todo el certamen le alcanzará para contagiarse del talento de esta joven carlospacense (22) que se formó desde pequeña en clásico y contemporáneo en las escuelas de Sandra Racedo y Eugenia Calamita. Además de integrar, en el 2015, el exigente elenco de Stravaganza.
Es hija del productor teatral y dueño de varias salas de nuestra ciudad, Miguel Pardo, y admite que “tener un contacto me ayudó a que me miren con otros ojos; pero ahora tengo que demostrar lo que sé hacer. Tengo que defenderlo.
“Decir: vengo porque me recomendó tal o cual persona; pero sé bailar. Me preparé durante 18 años. No es que está también bailando mi hermana porque es la hija de mi papá, porque nunca hizo danza. Sí es un punto a favor que te puede ayudar en la audición final, esa es la realidad; pero no considero que llegué por ser la hija de…”. Y eso quedó demostrado desde el minuto cero.
“El excelentísimo jurado”, como suele calificar el conductor más popular de la televisión argentina Marcelo Tinelli, al cuarteto conformado por Marcelo Polino, Moria Casan, Pampita y Ángel de Brito, no se cansa de elogiarla.
Rocío cuenta que estar entre íconos de la farándula “no me impresiona. La verdad es que nunca fui cholula porque me crié en el espectáculo. Al estar siempre rodeada con gente famosa, me parece que es algo normal”.
Igualmente, no los subestima: “Entreno todos los días e intento aprender de todos, lo que más pueda”. Ello, aparte de su desempeño en una productora de recitales, puntapié para cada una de las nuevas etapas que se visualizan en su prometedor futuro. “Acá en Buenos Aires voy a abrir mi propia compañía, orientada al teatro de inmersión. La idea es que nos asociemos con mi papá”.
Y viniendo de ella, con su ímpetu y perseverancia, ya es un hecho. “Si uno realmente se pone en la cabeza lo que quiere hacer, adónde quiere llegar y está seguro de sí mismo: el único límite es el cielo. Uno puede lograr lo que realmente se propone”.

¿Cómo fue ese gran debut?
-De mucha presión; pero una experiencia inolvidable. Todas las galas son un desafío porque sabés que hay mucha gente mirando y que te tiene que salir bien el baile, demostrar lo que aprendiste durante tantos años.

¿Preparan las previas?
-No, para nada. Es estar ahí, jugar el juego, dejarse llevar por el mismo show. No es que uno tiene que esforzarse para ser o querer llamar la atención de alguna manera. El show te va guiando.

¿Es difícil trabajar con un no bailarín?
-No es bailarín, pero al ser músico tiene un oído muy bueno y eso nos ayuda un montón; a las coreografías se las aprende a base de la música. También tiene una memoria increíble; entonces, mientras no sea bailarín, pero se acuerde la coreografía y la meta en música, el resto va a ir saliendo a medida que pase el certamen.

¿Y cómo es Marcelo Tinelli en persona?
-Lo conozco lo mismo que ustedes. Es buena onda, súper laburador; aunque no es mucho más lo que yo puedo agregar.

Lic. Lorena Neo Romero

Compartir en tu red social

Comentar esta nota