El Bamba.com | Las noticias de Villa Carlos Paz

Ediciones

Lluvia e inundaciones: Zonas críticas

Oposición quiere determinarlas mediante un sistema georrefencial y, mientras tanto, asistir a tres de las familias afectadas en barrio Costa Azul Norte por la tormenta del miércoles 25 de octubre.

Motivado por “testimonios, reclamos y pedidos de ayuda”, el edil Gustavo Molina (Frente Cívico) solicitó al Concejo de Representantes que se declare “zona de desastre al sector de Costa Azul Norte comprendido por las calles Padilla y Lope de Rueda”.

Y consecuentemente, “se les otorgue un subsidio de hasta 20 mil pesos a las familias cuyas viviendas sufrieron inundaciones a propósito de reparar los daños edilicios y reponer sus bienes muebles perdidos.

“Con la concejala Natalia Lenci constatamos los domicilios con afectaciones por las correntías pluviales y hay tres núcleos familiares, puntalmente, que tienen menos posibilidades que los otros de recuperarse. Por eso la urgencia: pedimos el tratamiento sobre tablas, no se le dio, y tampoco fue analizado en Comisión”.

Paralelamente, Molina sugiere “aprovechar el capital humano científico que está asesorando al Municipio sobre el lago, e investigar respecto de la sospecha que tienen los vecinos de Costa Azul Norte: que el desmonte realizado para emplazar el parque temático del rally y el estacionamiento de colectivos de gran porte incrementó la problemática en el sector”.

Ello en el marco de un programa más abarcativo como la identificación de todas las zonas críticas de la ciudad mediante un sistema georreferencial. “Sería interesante que expertos las detectaran para hacer las obras necesarias en aras de mitigar los efectos de estas tormentas extraordinarias”.

Pendientes marcadas y cursos hídricos por doquier, hacen de Villa Carlos Paz una urbe con mayores probabilidades de sufrir anegaciones; pero “con los desmontes, las remociones de suelo, el desmoronamiento montañoso, los incendios, también es cierto que el suelo ha perdido su capacidad de permeabilidad y el agua tiene que escurrir por algún lado.

“Veinte años a esta parte han surgido nuevos focos de inundación que es preciso detectarlos y atacarlos. Calle Los Tamarindos, calle India y el asentamiento urbano conocido como La Vizcachera son de las más relevantes atento a los inconvenientes que reiteradamente tienen que afrontar cuando llueve”.

Otra opción posible es crear de un fondo de asistencia que permita brindar ayuda a los damnificados sin depender de la aprobación particular. “Tenemos la posibilidad de incorporar una partida como tal, ahora que estamos tratando el Presupuesto 2018”.

DESAGÜES Y MITIGACIÓN. Coincidiendo en que debido a las grandes pendientes que tiene la ciudad, “hay problemas de desagües en toda su extensión, algunos como consecuencia de la propia urbanización; y otros, producto de las alteraciones que han hecho los privados”, el secretario de Desarrollo Urbano Ambiental, Horacio Pedrone, asegura que tres de los cuatro más acuciantes fueron resueltos.

“Se solucionó el problema en la Sarmiento, en la intersección de Cárcano y General Paz, y en la avenida San Martín frente a la Terminal, y aunque no llevamos adelante el proyecto original, creemos que con los desagües que hemos hecho, la cuestión estaría acabada. Esperaremos a que llueva a ver cómo se comporta y evaluaremos si tenemos que seguir con alguna construcción más”.

Respecto de las correntías céntricas, Alem esquina Las Heras, “es un proyecto técnicamente complejo, sobre el que seguramente vamos a estar avanzando en la segunda parte del año que viene. Está puesto en la lista de desagües que enviamos para que el Concejo de Representantes apruebe a los fines de ser ejecutados en el 2018”.

De todas formas, Pedrone da cuenta del “programa de mantenimiento urbano” cuyo principal objetivo es el de mantener limpios los drenajes: “Antes de que se produzcan las alertas meteorológicas los revisamos a todos, eso no obvia que por más que los mantengamos limpios, se obstruyan como consecuencia de basura en la vía pública”.

Y una vez transcurrido el evento extraordinario, “asistimos. Por ejemplo, después de la tormenta que impactó fuertemente en la zona de Costa Azul, se dio un incremento notable en la solicitud de reparación de las calles de tierra”. Así funciona el engranaje gubernamental frente al pronóstico extendido de los próximos meses.

En caso de emergencias, llamar al 103 (Defensa Civil), al 424480 (Seguridad Urbana) o al 147 (centro de atención telefónica municipal).

Lic. Lorena Neo Romero

Compartir en tu red social

Comentar esta nota