El Bamba.com | Las noticias de Villa Carlos Paz

Ediciones

La física cuántica en la recuperación de la salud

Hace unos días, en el centro cultural de la Gran Fraternidad Universal, Sergio Britos ofreció un taller acerca de la contribución de la biología cuántica en la recuperación de la salud. Una cuestión interesante, ya que uno de los pilares fundamentales del ser humano es su bienestar físico y psíquico.

Para explicar de forma clara y sencilla este tema, el disertante marcó la diferencia entre la física cuántica y la newtoniana, “que es con la que nos movemos habitualmente en esta dimensión. Se refiere a macrosucesos o macroprocesos, y es donde todo se puede prever: la trayectoria del proyectil que dispara un cañón, la flecha disparada por un arco, o con qué fuerza me voy a golpear si me caigo de un segundo piso.
“En cambio, la física cuántica alude a fenómenos subatómicos o atómicos. Teniendo en cuenta que nosotros -como estructuras biológicas- estamos formados por moléculas y átomos; lo que se ha develado en estos últimos años es que también son válidas algunas de las leyes con que se maneja la física cuántica.
“Entonces, con la unión de la biología y los conocimientos de la física cuántica, se permiten explicar muchos fenómenos que antes eran muy difíciles de entender. En cuanto a la salud, tiene un enfoque muy diferente al tradicional; tanto en la descripción de la enfermedad, como en la manera en que ésta debe encararse para poder recuperar la salud”.

¿ALGO DIFÍCIL DE ENTENDER? Aunque la física cuántica resulta difícil de comprender para el común de la gente, por cuanto “su lenguaje es la matemática, y para explicarlo en profundidad tendríamos que desarrollar fórmulas muy complicadas”, lo que se aborda en estos talleres es “un extracto donde se recuperan algunos de los fenómenos de la física cuántica, que son muy evidentes porque se conocen hace bastante tiempo, o debido a que podemos observarlos internamente”, advirtió Britos. Hasta el momento, “las ciencias duras o tradicionales, no alcanzan a explicar esto que -antiguamente se decía- pertenece al mundo de lo invisible y se lo consideraba superstición, milagrería, hechicería. Actualmente, algunos de estos fenómenos, tienen una perfecta explicación científica”.

¿Qué fenómenos sirven para analizar el poder de la biología cuántica en la salud?
“Casos de remisión de enfermedades que estadísticamente son incurables y cuando se aplican los conocimientos de la física cuántica estos rompen esquemas. Los pacientes que se manejan, por ejemplo, con lo que habitualmente el médico le dice, basado en los conocimientos tradicionales, se los llama ‘pacientes ordinarios’, debido a su dependencia con respecto a los profesionales.
“Sin embargo, hay pacientes que se rebelan ante los diagnósticos y creen que tendrán una sobrevida mayor. Este tipo de planteamiento tiene cierta explicación a través de la física cuántica.
“En la física común el observador (quien tiene la enfermedad) no influye en el fenómeno que se está midiendo; por el contrario, en la cuántica puede influir en el resultado del fenómeno que se está midiendo”.

¿De qué manera puede influir?
“Positiva o negativamente. Porque si la persona se convence de lo que le dice el médico, que va a vivir tres meses, concluido ese tiempo se va a morir; de eso, no hay la menor duda.
“Positivamente en el sentido de que él puede influir sobre las estadísticas y se puede romper ese determinismo estadístico. Esto explica la fuerza que tiene la actividad mental y el pensamiento.
“Tenía una tía que a los 85 años decía que le gustaría vivir hasta los 100; cuando cumplió los 90 seguía pidiendo lo mismo, y efectivamente llegó a esa edad muy lúcida. Quince días antes de cumplir los 101, falleció. El pensamiento tiene una fuerza muy poderosa; es un proceso cuántico”.

Entonces es una cuestión de fe en uno mismo…
“Sí. Los antiguos decían que con la fe se pueden mover montañas, entonces hay que apostar más a eso y cambiar algunas creencias como la muerte, ya que ésta, para la medicina tradicional, es un fracaso; pero no es así, el verdadero fracaso es una persona no ha vivido realmente. La muerte es un evento más, y no hay que olvidarse de que somos procesos espirituales que anidamos un cuerpo material y morir es parte del juego”.

TÉCNICAS DE BIOLOGÍA CUÁNTICA. “Existen muchas técnicas de biología cuántica que vienen de la antigüedad, y cuando se ponen en práctica esas indicaciones o disciplinas, uno se da cuenta de que se acerca más a la verdad”, explicó Sergio Britos. “Ayudan a tener más plenitud, más paz interior; uno siente que se le va yendo esa angustia existencial con la que muchas veces nos levantamos a la mañana.
“Es una idea muy apropiada utilizar la meditación, el yoga en sí mismo, todas las disciplinas orientales. Ejercicios que armonizan, equilibran y nos van a reencontrar con esa fe que hará que una enfermedad pueda curarse o entenderse”.
Según su criterio, la enfermedad es una manifestación de que algo ocurre interiormente: “Es depresión, y por eso estamos replanteando en forma diferente la medicina. A una persona que le duele la cabeza, no le solucionamos nada dándole un analgésico; puede pasar el dolor de cabeza, pero no lo que lo causó”.

SIGUEN LAS ACTIVIDADES EN LA GFU. 19 de junio: “Cómo practicar el poder del ahora. El presente es un regalo”, coordinado por Jorge García, y el 26 de junio: “Yoga y desarrollo humano”, dictado por Liliana Noli. El horario es a las 20:30 en el Centro Cultural Punto Solar, ubicado en Jorge Newbery 21.

Silvia Garrigós

Compartir en tu red social

Comentar esta nota