El Bamba.com | Las noticias de Villa Carlos Paz

Ediciones

Ipem 190 Pedro Carande Carro: Como en su propia casa

La institución está entre las mejores de la provincia, según la evaluación Aprender. Docentes y alumnos consideran que éste es un reconocimiento al esfuerzo y al trabajo mancomunado.

La igualdad de oportunidades está encuadrada en la obligatoriedad de los tres niveles educativos en la República Argentina; pero esto no garantiza equidad, para que este último concepto sea una realidad, queda mucho trabajo por delante, trabajo que compete tanto a gobernantes como a la sociedad en su conjunto.

A pesar de ello, y sorteando obstáculos que van desde la falta de recursos hasta una estigmatización sistemática, el Ipem 190 Pedro Carande Carro registró -en las evaluaciones Aprender- el más alto índice de aprobación escolar de Nivel Secundario correspondiente al Departamento Punilla que se compone de 17 establecimientos educativos, y de todas las escuelas públicas dependientes de la Dirección General de Educación Secundaria de la provincia de Córdoba.

ORGULLO LOCAL. “Nos sentimos muy orgullosos porque la escuela ha mejorado notablemente en los últimos años, en todo lo que es trayectoria educativa y calidad en los aprendizajes de los alumnos”, explicaron María de los Ángeles Crespín y Alejandra Porciani, directora y vicedirectora del Ipem 190 Pedro Carande Carro.

“A nivel institucional, teníamos un 20 por ciento aproximadamente de deserción escolar, y logramos reducirlo a un 7 por ciento. En el 2011/2012 solo el 15 por ciento de los alumnos egresaba con la titulación correspondiente (muchos terminaban sexto y debían materias); con el correr de los años esto se ha elevado a un 75.

“Si tenemos en cuenta la sobre-edad de la población estudiantil de nuestra institución (50/60 por ciento de los chicos), mostrando dificultades en las trayectorias escolares y repitencia por motivos de salud o aprendizaje, es digno de destacar el gran esfuerzo tanto de los alumnos como de los docentes.

“En las evaluaciones Aprender, el Ipem 190 se ha destacado merced al mejoramiento en la calidad de los aprendizajes transmitidos en la escuela e incorporados por los chicos”.

Recordemos que los exámenes fueron realizados el año pasado por el Ministerio de Educación de la Nación; pero recién en las últimas semanas se dieron a conocer los resultados: “Fue a modo muestral en tercer año, y censal (toda la población) en sexto año de nuestra institución y de todas las escuelas del país.

“A esos datos los van individualizando y entregando por escuela; se hace una diferencia entre públicas y privadas, técnicas, medias comunes y así sucesivamente. Esto tiene que servir como un instrumento de retroalimentación, es un diagnóstico estadístico que nosotros debemos tomar como punto de partida para iniciar procesos de mejora, ya que hay mucho para seguir trabajando”.

Las profesionales indicaron que, si bien esperaban buenos rendimientos por la denodada tarea que desarrolla la comunidad educativa, nunca imaginaron semejante reconocimiento: “Fue una grata sorpresa; pero venimos trabajando desde hace años, por eso los docentes de matemática, lengua, ciencias sociales y naturales están abocados a la capacitación de contenidos prioritarios y tratando de realizar evaluaciones piloto para lograr en los chicos cada vez mayor preparación”.

“LOS CHICOS VEN A LA ESCUELA COMO SU PROPIA CASA”. Estimular a los alumnos no es fácil; pero tampoco imposible: “En eso tiene mucho que ver el docente, su profesionalismo, la manera en que utiliza las herramientas tecnológicas que son un gran atractivo para los adolescentes y nos permiten una actualización permanente.

“También a través de la Feria de Ciencias, de las diferentes muestras que se presentan a lo largo del año, o del Centro de Actividades Juveniles (CAJ), se sienten muy incentivados porque es una escuela inclusiva, que contiene, da amor, donde la entrega de la mayoría de los docentes es total. Los chicos ven a la institución como su casa, tienen un sentido de pertenencia muy grande, la sienten propia.

“La escuela los contiene y ellos ven que los directivos y los docentes estamos siempre atentos a sus necesidades. Muchos pertenecen a familias vulnerables; aunque la mayoría de los padres están presentes, ocupándose de sus hijos y su paso por la escuela. No todo está mal.

“A veces nos rotulan equivocadamente; y el logro obtenido es una reivindicación a la labor diaria que todos llevamos adelante. Los alumnos se sienten muy orgullosos de la escuela y nosotros de ellos.

“Aquí se reciben repitentes de otros colegios -algo que muchos no hacen- porque es una institución inclusiva, y tratamos de sacarlos adelante a todos para que puedan insertarse en la sociedad a través de un trabajo, continuando con estudios superiores, formándose en valores; en definitiva, siendo ciudadanos de bien”.

Silvia Garrigós

Compartir en tu red social

Comentar esta nota