El Bamba.com | Las noticias de Villa Carlos Paz

Ediciones

Inseguridad Vial: Una ciudad peligrosa

Problemas topográficos, desidia estatal e imprudencia al volante; un combo más que riesgoso.

Circular por las calles de Villa Carlos Paz se torna cada vez más azaroso, porque a las condiciones geográficas y el constante crecimiento poblacional y vehicular, se le suma la insensatez de los conductores. El último informe estadístico entregado por el Observatorio Vial a la prensa, puntualiza que en enero la tasa de accidentología diaria alcanzó el 3,03. Si bien los distritos más inquietantes son los correspondientes al centro de la ciudad; hay diferentes sectores que entrañan riesgos que los propios vecinos destacan.

ZONA DE IESS Y SANATORIO PUNILLA. “Es un caos, más que nada el estacionamiento. Como es imposible conseguir lugar para dejar los coches, principalmente a la entrada y salida del colegio; los conductores los dejan en cualquier lugar; sobre las esquinas y en doble fila es la típica. Es mucho lío, pese a que están los `zorros grises´ cruzando a los chicos en las esquinas. Desde que estoy acá nunca ocurrió ningún accidente, pero no deja de ser muy peligroso; porque aparte de la escuela también tenemos el sanatorio a media cuadra. Es demasiada la complicación vial que se genera”, expresó Nicolás, residente en la intersección de Solís y Avellaneda.

CONFLUENCIA DE AVENIDAS SAN MARTÍN, URUGUAY Y LIBERTAD. “Esta es una zona comercial donde continuamente hay autos que están entrando, saliendo y queriendo estacionar; y como no hay espacio para todos, paran en doble fila, se reduce la calzada” comentó Jorge; y agregó: “Tendría que haber un poco más de control en las esquinas, para que los automovilistas cumplan realmente los semáforos, porque viven pasando en rojo; y porque ponen la guiñada, muchas veces se creen que todo el mundo les tiene que dar el paso, sin considerar el sentido vial de cada uno de los carriles. Ahí es donde se arman grandes líos, principalmente en horarios pico”. Y completó: “Es muy riesgoso cruzar caminando por las avenidas, el derecho del peatón no existe; es así de lamentable”.

BULEVAR SARMIENTO-RUTA 38. “El problema ahora es que la repavimentaron pero no volvieron a marcar la ruta, y eso es peligroso porque los conductores no pueden advertir cuáles son los límites de su carril, y más aún de noche, cuando ni siquiera se identifican los límites de la calzada y la banquina. Falta demarcar desde el Cu-Cú hasta el Puente Negro. Hemos realizado los reclamos al Municipio; pero dicen que le corresponde a la empresa concesionaria de las rutas. Además, en la esquina de Alsina y Sarmiento hay una tapa del túnel por donde pasan los cables de servicios, que quedó a aproximadamente veinte centímetros por debajo del nivel del pavimento nuevo; entonces es como un pozo que varias veces lo han agarrado los motociclistas y se han caído; si no lo arreglan, tarde o temprano va a pasar algo con eso”, explicó Daniel.

Y sobre los transeúntes agregó: “Cruzan por donde les parece. De todas maneras, por más de que quieran cruzar en la esquina, no es una garantía, porque tampoco se respeta el semáforo”.

BARRIO LOS MANANTIALES. Carlos, vecino de calle Cerro Blanco, aseveró: “Los accidentes son continuos”.

AVENIDA CÁRCANO. “El problema mayor es el flujo vehicular, especialmente en horarios pico”, planteó Andrés.

(Informe completo en la versión gráfica de “El Bamba”)

Compartir en tu red social

Comentar esta nota