El Bamba.com | Las noticias de Villa Carlos Paz

Ediciones

Graciela Bialet: Los libros son puentes

Graciela Bialet fue otra de las prestigiosas escritoras que hace unas semanas visitó la Feria del Libro de Villa Carlos Paz. En esta oportunidad recibió un reconocimiento porque prácticamente vio nacer al evento, ya que concurre desde sus inicios.

En ese marco, pudimos conversar con ella sobre sus obras, la educación y sus proyectos; asimismo, la escritora profundizó sobre la importancia del lema elegido por el encuentro cultural para este año: “Cordobesa de Palabra”.

“Me parece muy pertinente en esta época en que hay una revolución, un verdadero movimiento imparable sobre los derechos de las mujeres y la potencia y el lugar de ésta en un nuevo mundo, en el del siglo 21 y de los siglos por venir.

“Esta mujer se ha despojado del delantal de la cocina como único lugar al que pertenece, del rol solamente de madre; por eso considero que es muy pertinente que se haya tomado a la mujer como esa muesca de la historia en este momento, porque está siendo una bisagra, y a la vez una nueva apertura al observar la realidad.

“Con respecto a la escritura, las mujeres hemos estado siempre presentes en la literatura, inclusive disfrazadas de hombres o con seudónimos masculinos. “Actualmente en eso se ha avanzado mucho, y estamos a la par, porque el ámbito del arte siempre ha sido contenedor. Hablo del campo artístico, no del de la industria cultural que aún es patriarcal y machista, sino el de la expresión artística porque siempre ha sido un lugar muy amplio, abierto, pensante, progresista, entonces las mujeres en el arte nunca hemos tenido dificultad para expresarnos.

“A la mujer se la anidó algunos sitiales, como por ejemplo una podía ser bailarina, actriz; pero escritora era como un lugar más machista. Hoy está en pugna eso; y determinados lugares, como fue la Feria del Libro, permitieron reflexionar sobre estas cosas y darnos cuenta que siempre estamos las mujeres yendo por más; diciendo aquí estamos, éstas somos y esto tenemos para decir”.

PLAN NACIONAL DE LECTURA. Graciela fue una de las tantas escritoras del país que formó parte del Plan Nacional de Lectura, una iniciativa sumamente relevante para dar a conocer la literatura argentina de todas sus latitudes, no solo permitiendo afianzar la importancia de la lecto-escritura, sino que los niños y jóvenes pudieran reconocer a nuestros escritores a través de sus obras.

Lamentablemente este proyecto está paralizado: “Trabajo en planes de lectura desde fines de la década del ochenta. Primero desarrollé el programa de lectura de Córdoba que fue un programa pionero en Iberoamérica instalado a nivel oficial; o sea, desde una órbita provincial hablar de políticas públicas de lectura. Se llamó ‘Volver a Leer’, el cual, por suerte, sigue vigente; aunque ahora se llama Programa de Promoción de la Lectura de Córdoba. Luego, pasé a nivel nacional y colaboré en el mismo desarrollo.

“Realmente hicimos desde compras masivas de libros hasta aperturas de bibliotecas, y logramos que se incluyera un punto en la Ley de Educación sobre que debía haber programas de promoción de la lectura y presupuesto para las bibliotecas escolares. Además, concretamos centenares de instancias de capacitación docente, miles encuentros entre autores y lectores -escritores, ilustradores, editores- a través de las obras.

“Todo eso se cerró, no existe más. Hay una puerta en el Ministerio de Educación que dice Plan de Lectura; pero está cerrada como la de tantos otros proyectos. Los que trabajamos en la anterior gestión tenemos el gusto enorme de saber que millones de libros están en las escuelas, en aquellas más perdidas, en las rurales, en las urbanas, en todas, y que esos libros están allí para tender un puente entre el texto y el lector, para que se creen esos escenarios de enamoramiento y que el Cupido de las letras haga su trabajo.

“En lo personal, ansío que las nuevas gestiones educativas de los gobiernos tengan en cuenta que la lectura es la herramienta fundamental del conocimiento, es la escuela después de la escuela.

“Quien sabe leer, quien se forma como lector, quien apetece la lectura y sabe de ésta, no solo en cuanto al placer, sino a toda la información obtenida, es una persona afortunada. La lectura es un derecho y por lo tanto se necesitan políticas puntuales en este aspecto”.

Admite que le cuesta entender esa postura de los nuevos gobiernos que se repite una y otra vez: arrasar con lo que se hizo, mal o bien: “Considero que hemos sido engañados como pueblo; se nos prometió que no iban a cancelarse ciertos programas, que iba a haber pobreza cero, que no iba a haber inflación; pero nos estamos dando cuenta que todo fue una gran mentira. Sin embargo, estamos en condiciones de darnos cuenta que podemos revertir esta situación”, sentenció.

Silvia Garrigós

Compartir en tu red social

Comentar esta nota