El Bamba.com | Las noticias de Villa Carlos Paz

Ediciones

El VIH en cuestión: Ignorancia + discriminación

Especialistas evalúan una gran deficiencia en el abordaje de la patología a nivel estatal y social. Reclaman que debe considerarse una problemática integral y urgente.

Hace dos años, el Frente Nacional por la Salud de las Personas con VIH presentó ante el Congreso de la Nación un proyecto para actualizar la Ley Nacional de Sida que data de 1990. Fue el 13 de junio de este año cuando alcanzó el cuórum para su tratamiento; sin embargo, el pasado jueves 30, a 24 horas del Día Internacional de la Acción contra el Sida, perdió estado legislativo.

NO HAY MÁS TIEMPO. Lucas Gutiérrez, uno de los promotores de la nueva ley de VIH, Hepatitis e Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), explicó que la normativa vigente se creó en un estado de emergencia, y si bien era de avanzada en aquel entonces, fue promulgada en un momento en el que no se esperaba que una persona con VIH pudiera ingresar a un trabajo, tener familia, hijos, sostener condiciones de vida favorables. La iniciativa que pretende aggiornarla, se elaboró entre diferentes organizaciones nacionales e internacionales. “Estamos muy preocupados”, admitió Lucas; y puntualizó que en el escrito se abordaba integralmente la problemática: medicación, derechos humanos y sociales para garantizar educación y calidad de vida.

Entre los aspectos sustanciales que no son contemplados por la ley de 1990, señaló a los hijos nacidos con el virus. “En esa década no se pensaba que un niño con VIH iba a tener una vida. También refiere a todo tipo de ITS, que son situaciones de salud que no están reglamentadas por ninguna ley. Problemas que tienen soluciones; pero que no se aplican por la ausencia de un marco legal”, explicó.

En su opinión, una de las razones de la caída legislativa es la preferencia por debatir la reforma laboral que impulsan los diputados de Cambiemos. “Las prioridades se mueven con un criterio muy diferente al nuestro. ¿Para qué nos hacen llegar a esta instancia? Desde la cúpula del gobierno nos ven entidades residuales; somos un simple gasto. Nos lo hacen sentir con la extorsión a nuestra salud y nuestra integridad física”, espetó.

En tal sentido, adelantó que el próximo año deberán repetir todo el proceso y que buscan imponer el lema “no hay más tiempo”: “Las personas con VIH estamos a la deriva; porque no necesitamos solamente una pastilla y preservativos. La salud implica algo mucho más amplio, tiene que ver con un cotidiano, una personalidad, una identidad y una dignidad; esto no le interesa al gobierno actual. El 13 de diciembre del 2016 tuvimos que cortar la Avenida 9 de Julio porque el Ministerio de Salud no proveía la medicación correctamente. Hacía desde el 2001 que no teníamos que salir a la calle a reclamar; estamos en una situación muy crítica”, remarcó.

LA SALUD Y LA SOCIEDAD. En otro orden, se manifestó escéptico respecto de que la sociedad haya progresado en relación a la discriminación y los prejuicios. “A veces pienso que mi único diagnóstico positivo es el de VIH”, comentó con ironía.

“Las personas indetectables, es decir aquellos que toman una medicación regularmente y el nivel del virus es muy bajo, no lo transmitimos. Esto lo afirma la sociedad médica, Fundación Huésped y organismos internacionales; sin embargo, algunos piensan que necesitan un traje de amianto para tener sexo conmigo. Hay mucha ignorancia, y a veces eso es una elección. Tenemos que educarnos y compartir. No obstante, las personas con VIH no tenemos la obligación de educar a nadie; cada uno es responsable. Uno no tiene que cargar con la culpa católica y patriarcal. Hay que cuidarse y cuidar a los que aman; pero no estoy obligado a nada en esta sociedad que nos educa en la vergüenza”, expresó.

Por su parte, Olga Paz, directora del Banco Solidario de Sangre de la Cooperativa Integral, observa que el sida asusta mucho y que hay poca información sobre las enfermedades transmisibles por vías sexuales. “No se tienen en cuenta un montón de ITS que traen morbilidad y mortalidad, como puede ser el Virus del Papiloma Humano, que es causante de cáncer de cuello uterino en gente joven”, comentó.

La profesional estima que esta problemática debe enfocarse en relación a otras prácticas sociales. “Estamos haciendo una mirada ajena de un problema que nos está apabullando”, enfatizó en relación al consumo de sustancias. “A veces pensamos que una cosa es la droga y otra la relación sexual; pero está sumamente relacionado. Porque bajo el efecto de drogas como, por ejemplo, el alcohol, se tiene poca conciencia del cuidado que se debe asumir con respecto a los contagios. No se puede abordar solamente el tema de enfermedades de transmisión sexual, se requiere un planteo general”, propuso.

La doctora informó que, en el territorio nacional, el inicio de las relaciones sexuales se registra a los once años; y desconoce la existencia de programas de prevención contundentes o de posibilidades de contención para aquellos que ya tienen el diagnóstico, más allá de las vacunas y los medicamentos. “Participé de talleres y muestras en colegios donde se aborda el tema de la salud y el contagio de ITS; considero que falta un poco de información al respecto”, concluyó.

Informe completo en la versión gráfica de “El Bamba”, viernes 1º de diciembre, 2017.

Compartir en tu red social

Comentar esta nota