El Bamba.com | Las noticias de Villa Carlos Paz
Belkiare

Interés General

Edición 583

Carlos Paz Gas «Sabemos lo que hacemos»

21 septiembre, 2012 | 488, Ediciones, Interés General, Portada con 0 Comentarios

En un mano a mano con «El Bamba» el Intendente brindó detalles sobre la situación presente de la sociedad, al tiempo que anticipó los próximos pasos a seguir. Un centenar de políticos, cooperativistas y vecinos también se expresaron sobre esta «decisión tomada».

Al límite de aprobarse el cambio accionario de la prestataria de gas natural, Esteban Avilés afirmó su intención y fue más allá. Asumiendo el resultado favorable del Concejo de Representantes, se expresó sobre lo que será el mayor «reto» de su gestión de ahora en más: ampliar efectivamente el área servida a los barrios postergados.

La posibilidad de acceder «al fin» a tal servicio fue el deseo unánime expresado por las casi 400 personas que asistieron a la Audiencia Pública llevada a cabo en las instalaciones de la ex Casa de la Amistad el miércoles pasado.

Una de las pocas instancias de diálogo entre los «socios» (los directores municipales desconocieron la convocatoria de los cooperativistas a una Asamblea Ordinaria para el mismo día), en la que a lo largo de ocho horas quedaron expuestas las irreconciliables diferencias, claramente polarizadas, respecto de los responsables de las «demoras» y de quién debe «continuar» con las obras.

El primer mandatario, en diálogo con este medio, dio respuestas a las siguientes inquietudes:

-¿Qué lo motivó a tomar esta medida?

-Por un lado el endeudamiento. Es una sociedad endeudada en 1.800.000 pesos. De esa suma hay más de 900.000 que se le debe a la misma Cooperativa, y el resto a proveedores menores. Segundo, la sociedad no tiene patrimonio, las redes de gas tampoco forman parte del capital de la empresa porque por ley pasan al Estado, si bien no se ha hecho la transferencia todavía.

Al evaluar el tema económico también nos percatamos de la poca credibilidad de la empresa; como es una obra de adhesión voluntaria, la gente no quería saber nada con adherirse, o sea no llegaban al 70 por ciento cada vez que se le hacía un planteo a los vecinos.

-Se habla de otras causas, de tipo personal, además de las expuestas…

-El tema fue bastante estudiado, además del asesoramiento jurídico de nuestro staff, que al entender de cualquier jurista es el mejor de Córdoba, hicimos averiguaciones con especialistas renombrados a nivel provincial. Sé lo que estoy haciendo; la sociedad está esperando respuestas. Soy muy conservador a pesar de ser joven, evalúo todas las circunstancias; siempre me he enfrentado a la estructura del poder y ahora he tomado una decisión que no tomó ningún Intendente. No me vengo a inmolar por una lectura caprichosa que hagan estos sectores, yo no negocio. Esta posición está legitimada con la gente. Cuando asumimos, no veníamos con la idea de expropiar hasta que vimos lo que pasaba, la mala intencionalidad de esta dirigencia que no le interesa la sociedad sino el dinero.

-Al respecto, la Cooperativa reclama las ganancias de un público cautivo…

-Lo único que puede llegar a cuestionar es el plazo de la sociedad, de 15 años. Entonces lo que la Cooperativa dice que va a analizar son los saldos de acá al 2019, totalmente discutible.

-Usted habla de fracaso… ¿hay responsables?

-Tenemos una auditoría administrativa avanzada que se frenó por un cambio de rector de la Universidad Nacional de Córdoba. Además, estamos esperando la auditoría técnica donde van a quedar fehacientemente todas las irregularidades que por un lado ya sancionó el ENARGAS; hay otras que están en relevamiento. Acá hubo responsables políticos y jurídicos de cómo está la sociedad hoy.

Felpeto y Eguiguren, desde el punto de vista dirigencial, hicieron la misma estrategia: endeudaron la sociedad a propósito para que en dos años no se pudiera hacer obras. De esta forma iba a tener un fuerte castigo político.

-¿Qué impacto puede tener este cambio en el progreso de las obras?

-La Cooperativa miente en forma permanente diciendo «esto va a retrasar las obras», «esto va a ser burocrático». Si yo no hacía nada, por dos años no se iban a hacer obras nuevas, y habría condicionado a la sociedad a pagar un crédito por dos años a ellos mismos. Eso también hace falta decirlo: los cooperativistas son los beneficiaros en forma directa de todo lo que hace al manejo de las obras.

-¿No tiene acaso mayoría la Municipalidad como para determinar qué se hace y qué no?

-Lo del Directorio tres y dos es una mentira. Una mayoría que como se ha demostrado no ha sido suficiente para el rol protagónico que tiene que tener el Estado en los servicios públicos. Esto se maneja por Asamblea de socios, que es 50 y 50, y por eso la expropiación. Los directores son soldados de la Asamblea: yo puedo tener cuatro directores y la Coopi uno que no vale nada. La Asamblea de socios es la que define el manejo político y administrativo de la sociedad. Si no se pone de acuerdo la Asamblea, se traba, y lo define personería jurídica que son tres para toda la provincia, ende, se traba la sociedad.

Ellos están siempre en una posición de fuerza, el Estado no puede hacer nada que la Coopi no quiera que se haga. Eso significa que tuvimos tres directores sentados y pintados durante cinco meses porque incluso el gerenciamiento lo tienen ellos y la base de datos no está en la sociedad gas.

Lo que pasó acá es que nuestra presencia los incomodó porque tenían un acuerdo político entre Felpeto y Eguiguren en lo que hace al manejo de la sociedad. Esto es importante porque ellos plantean ´¿para qué Avilés dice que ahora el Estado va a tener una presencia que antes no tuvo, si siempre la tuvo?´. Y eso es una mentira, nosotros estábamos totalmente limitados.

-¿Hubo connivencia?

-Esto es una sociedad política, la connivencia la sabe todo Carlos Paz, o sea la dirigencia cooperativista no puede tapar la realidad. Acá hay 19 barrios sin gas, cuando ellos se comprometieron en cuatro años hacer obras.

-Asimismo, el estatuto plantea que los directores tienen responsabilidad solidaria e ilimitada…

-Una vez que tengamos los informes técnicos, vamos a hacer las denuncias pertinentes porque hay graves irregularidades, algunas que ya se han planteado en el Concejo. Cuando ECOGAS los sanciona por no sujetarse a las reglamentaciones vigentes, el ENARGAS ratifica esta situación. La Cooperativa va con un recurso contra ambos a la justicia y lo pierde.

Ellos hacían obras sin siquiera notificar al contralor. Casi todas las que han hecho sin autorización no están subsanadas, y esto no es una obra de cloacas, acá estamos hablando de la seguridad de la gente. Estuvimos varias veces a punto de perder la subdistribución.

-Esta expropiación ¿garantiza la participación estatal mayoritaria?

-Hay un porcentaje dentro del 48.5% que el estatuto dice que siempre va a ser del Estado. No le puedo poner que ese porcentaje le pertenece a Carlos Paz Gas, porque si no la estoy transformando en una SAPEN, lo que implica un cambio societario.

Respecto a esto, la Coopi se para en el vértice de decir que ahora puede entrar un privado, que le abre las puertas a ECOGAS, estos fantasmas que los señores inventan siempre. Primero que quede claro que mientras yo sea Intendente, no voy a mover el paquete accionario. El Estado se queda con el 48.5% que se está expropiando.

-¿Existe un plan de gasificación?

-Si yo no hacía nada, por dos años no había obras. Nosotros la vamos a ordenar, a regularizar y dotar de capital. Vamos a cuidar la inversión como se debería haber hecho, con una estrategia de recupero. Más allá del endeudamiento y lo condicionado que me lo han dejado estos mismos sectores políticos, en vez de poner plata en una obra pública la vamos a meter en la sociedad. Vamos a hacer toda la estrategia que se tenga que hacer con espalda política. Vamos a sacar créditos para hacer obras. Hoy se abre un panorama amplio y mucho más sólido que el que tenía la sociedad.

-¿La adhesión seguirá siendo voluntaria?

-Eso no lo podemos modificar porque está vigente a nivel nacional, para cambiar eso tendría que hacer algún tipo de gestión porque esto fue un error, que una obra tan importante sea de pago voluntario es demagógico, práctica a la que nos tiene acostumbrados esta dirigencia.

-Se habló de la posibilidad de una sobretasa para afrontar la obra pública…

-Estamos trabajando… Yo me inspiro en la experiencia de otros municipios que están muy sólidos en estas estrategias económicas, en el sentido de destinar a una cuenta, dinero para hacer obras públicas derivadas de una sobretasa en los servicios. Estamos evaluando de implementarlo sobre todo en la zona servida o hacer algo más genérico, porque para quien paga actualmente el gas natural, pagar unos pesos más en forma solidaria no le va a incidir mucho.

-¿Van a ir por el agua?

-Nosotros no somos revanchistas; el tema es ver si a ellos les interesa de verdad Carlos Paz. Salgan a preguntar a la calle lo que la sociedad piensa de esta dirigencia. Ahora están viendo qué más le pueden sacar de provecho a la sociedad con la expropiación.

 

  • Asamblea pública: Coopi SÍ Coopi NO

Más de cuatrocientas personas respondieron a la convocatoria del Concejo de Representantes para participar de la Asamblea Pública en torno al debate de expropiación de las acciones.

El total de los oradores para la tarde trepó a 122; y la jornada se extendió hasta pasadas las 3 de la madrugada anticipando el cierre, como estaba previsto, con el discurso de cinco minutos del director cooperativo Rodolfo Frizza.

Estuvieron presentes funcionarios y militantes de Carlos Paz Unido, así como dirigentes y trabajadores de la Cooperativa Integral, presidentes de centros vecinales, representantes de otros partidos políticos y vecinos en general. El gran ausente de la noche fue el intendente Esteban Avilés, quien días atrás habría comprometido su presencia en la sala.

El encargado en romper el hielo fue Gustavo Roqué, a continuación prosiguió una seguidilla de personas que defendió a la Cooperativa alentando su continuidad, tendencia que hacia el final terminó siendo mayoritaria.

Los ánimos, hasta el momento en aparente calma, se enardecieron con la palabra del coordinador de Ética Pública, Jorge Ramírez, al punto que se cuestionó la participación de los funcionarios políticos. Algo que tuvo que salir a aclarar el presidente del Concejo, Walter Gispert, y avalar a los gritos el secretario de Calidad Institucional y Participación Ciudadana, Omar Ruiz.

Ya en un clima de desorden, empezaron a aflorar los carteles que hablaban del no fracaso de la sociedad y la apuesta por el diálogo, los cuales se convirtieron en el telón de fondo al finalizar la jornada.

La dirigencia cooperativista se manifestó en primera instancia con la presidenta Edith Manera, quien reclamó la falta de comunicación y cuestionó la Asamblea como un «verdadero» espacio de reflexión próximo a la toma de decisiones. Esto dio pie a que un nutrido grupo de personas alineadas a esta postura, expresara ideas como: «esto es una puesta en escena», «si quieren verdadera participación esta Asamblea tendría que ser vinculante», e incluso se llegó a solicitar un referéndum.

Momentos acalorados de la noche fueron el enfrentamiento entre el contador cooperativista Emanuel Conrero y el director municipal Roberto Rizzi, este último en una reacción rápidamente apaciguada por sus pares; la supuesta «presión» de la Cooperativa para que sus trabajadores participen, y la advertencia de una posible «catástrofe» por la irregularidad de las obras. El dato anecdótico de esto último lo puso un trabajador del socio clase B, quien solicitó a viva voz dejar «de hacer extensiones irregulares».

Ambas partes se adjudicaron la existencia de «fantasmas» en sus discursos: uno por «meter» miedo a un posible accidente («en cualquier momento podemos volar por los aires»); otros por anticipar el «arribo» de un privado, además de las ya alertadas «judicialización de la medida», y la continuidad de las obras «en el día después».

Frases que rosaron la ironía pulularon en una sala que escuchó de todo. Por ejemplo, cuando la directora Liliana Bina se refirió a la Cooperativa al decir «es como pensar que Drácula iba a ser vegetariano…», mientras que, por otra parte, una vecina narró mediante un cuento de «pajarones» su versión de los hechos. Tras caracterizar de blanco y negro a los protagonistas concluyó: «Y los pájaros se durmieron y soñaron que pájaro blanco y pájaro negro volaban por el cielo e iban tan unidos, tan fuertes, que se fundían en un tono gris con puntitos de colores».

Más que una exposición de idas, lo que dejó la noche fue un sabor agridulce respecto de aquello que se puso en cuestión. Para muchos, el recinto se convirtió en un lugar donde se lucieron los discursos y muy pocos oradores tuvieron el acierto de dirigirse a los concejales, quienes en definitiva son los que votarán a favor o en contra. «Esto es una pelea ideológica, una pelea de partidos», resumió una vecina. Otros, dejaron entrever su malestar al advertir que los monólogos giraron en torno a quién es el «malo de la película».

 

  • Rol protagónico de las juventudes

El intercambio de opiniones respecto del principal tema de agenda despertó la participación de una importante cantidad de jóvenes que, mayormente alineados ideológicamente, salieron a «militar».

La rama de «menores» de Carlos Paz Unido recorrió los barrios sin gas «acompañando» el proyecto Ejecutivo e invitando a participar de la Audiencia Pública.

«Caminando las calles nos dimos cuenta que al vecino lo único que le interesa que cuando llega el invierno no tiene gas. Territorialmente, la inmensa mayoría no tiene el servicio. Los datos de la Coopi no coinciden con los nuestros porque ellos cuentan los edificios y los countries y por eso aumentan sus conexiones», relató Darío Zeino (coordinador de la Casa de la Juventud) en base a su experiencia.

«Había que tomar una decisión de fondo para mejorar la calidad de vida de los carlospacenses. Lejos de un atentado al cooperativismo…no coincidimos con las formas y manejo de esta conducción en todos los servicios», agregó Martín Pereira (coordinador de Políticas de Prevención).

Desde la Unión Cívica Radical, emitieron un comunicado que resalta la falta de diálogo entre las partes y su desacuerdo para con «la violencia dialéctica, propagandística y política que se ha desarrollado en estos días»; pero que habida cuenta que «el Estado tiene las herramientas suficientes para proponer una alternativa de solución y garantizar de forma definitiva que el suministro de gas llegue a las manos de todos los ciudadanos… Si la solución es la expropiación de las acciones al socio privado, que sea, siempre que no existan más excusas».

Del lado del Partido Justicialista se informó que «no va a haber una postura oficial», mientras que los jóvenes cooperativistas, finalmente, decidieron «no dividir los comunicados y expresarnos siempre como cuerpo social, sumados al Consejo y al cuerpo de los trabajadores».

Lic. Lorena Moix

Lic. Lorena Neo Romero


Compartir en tu red social

Comentar esta nota
Edición impresa

Semanario Bamba S.R.L. Asunción 81 esquina La Paz. Carlos Paz, Córdoba, Argentina. TF (03541) 431700.
Lo más leido
Noticias en fotos
  • «Malditos los vicios, benditos los deportes»
  • Equitación: «Ha sido un año muy productivo»
  • Marina González: De Cosquín a España
  • Canciones que enamoran
  • Colegio Arturo Illia: Generar espacios de contención
  • Alexitimia: Cuando no se pueden expresar los sentimientos