El Bamba.com | Las noticias de Villa Carlos Paz

Ediciones

Apostasía: Ninguna carlospacense inició el trámite

El pasado 24 de agosto, Córdoba vivó una jornada de renuncia colectiva al culto católico por todos aquellos “fieles” que una vez bautizados no eligieron continuar con la fe asignada mediante el sacramento. Más de 200 personas iniciaron los trámites ante el Episcopado para desvincularse de la Iglesia oficial del Estado y, en total, durante el octavo mes del año, 4 mil argentinos se apostataron.

Primaron razones de representatividad, “entendiendo que cualquier institución con una gran cantidad de empadronados tiene más fácil acceso a los niveles altos de decisión y un mayor poder de negociación”. De acuerdo con la Coalición Argentina por un Estado Laico (CAEL), la Iglesia Católica se pronuncia en nombre del 88 por ciento de los nacionalizados, y con ese número “condena el aborto, la homosexualidad, boicotea los intentos del Estado por generar una política de educación sexual, condena y se opone al uso y reparto de anticonceptivos, a la eutanasia, al divorcio”.

Así justificaron las convocatorias que tuvieron lugar en las principales ciudades del país dentro de un cronograma de apostasías colectivas que se repetirá a lo largo del 2018 bajo el lema “no en tu nombre”. En la página web www.apostasia.com.ar está especificado el trámite que, simplificado, consiste en enviar una carta -cuyo modelo se puede descargar de Internet- donde figuran los datos personales de quien está solicitando dejar de pertenecer a los registros eclesiásticos. La misiva debe ser acercada o enviada a la diócesis correspondiente al domicilio de residencia real, y dentro de un plazo no mayor a quince días llega la confirmación.

Internamente, ejemplificando el caso de nuestra ciudad, “el Arzobispado les avisa a las capillas donde esas personas están bautizadas su solicitud para que anoten en observaciones la decisión de apostarse”; pero “lo que está dado no se borra”, explicó el cura párroco de la iglesia Nuestra Señora del Carmen. Quiere decir que la Iglesia no anula el sacramento.

NINGÚN CARLOSPACENSE. “El día de la convocatoria, al Arzobispado de Córdoba fueron 210 personas a pedir la apostasía”, y, según la información suministrada por el padre Mario Bernabey, ninguno de los requirentes era oriundo de Villa Carlos Paz.

Más allá del dato, Bernabey se pronunció sobre la renuncia al culto católico: “Estamos en una época de libertad. Siempre es importante poder elegir a quién servir. Eso es muy bueno y Dios siempre lo recalca”; aunque también “creo que lo que estamos viviendo hoy es un poco de intolerancia. Estamos viendo algunos grupos que tienen mala disposición, que no buscan promover la elección a conciencia sino imponer algo”.

Por ejemplo, “dicen que la ley del aborto no se aprobó por el peso de la Iglesia, cuando eso no es la realidad”, como así tampoco es cierto que la apostasía “genere algún cambio concreto en la institución”, aclaró el Cura Párroco, e instó a aprovechar el debate a propósito de “hablar de la libertad de culto; pero sin fanatismo de por medio.

“Es interesante lo que se plantea de un Estado laico; pero a la Argentina siempre la gobernaron laicos, jamás un religioso. Y la Constitución tiene un artículo que reconoce al catolicismo como la religión del país por tradición. Entonces, la ideología extremista no debe perder de vista las raíces.

“Otro caso concreto es el de la educación: a la universidad, en Córdoba, la fundaron los Jesuitas en el siglo XVII. ¿Cómo vamos a desconocer la labor de la Iglesia en nuestra historia?” cuestionó. Haciendo un llamado a “debatir de manera responsable”.

Y en lo que atañe al mea culpa, “cuando alguien se plantea dejar, por supuesto, que nos hace reflexionar” advirtió Bernabey. “En lo religioso siempre está esto de pensar. Es una de las instituciones que más reconoce sus errores y pide perdón siendo que tenemos en Argentina otras que hacen mucho daño impunemente. Un poder judicial que suelta violadores que reinciden y nadie pide perdón. Tampoco nadie salió a reconocer que se llevó de más y dejó al resto sin nada”. Contrariamente “la Iglesia siempre está tratando de acercarse al pueblo con sus medidas”, aseguró concluyente.

Lic. Lorena Neo Romero

Compartir en tu red social

Comentar esta nota