El Bamba.com | Las noticias de Villa Carlos Paz

Ediciones

Buceo: Respirar abajo del agua

Gonzalo Odasso conoce como nadie los espejos de agua de la provincia, pues los ha recorrido a todos llevando a entusiastas y alumnos. Tiene dos hijos, Leonardo de 12, y Mauricio de 8, que siguen sus pasos.

-Hablanos de tus inicios…
Fue por el desafío de respirar abajo del agua y explorar esos mundos extraños; esa cosa loca que surge viendo los documentales de “El Mundo Submarino” de Jacques Cousteau. Recuerdo que en la escuela hice una redacción sobre el buceo tan real que la maestra me felicitó. Se ve que lo traigo desde siempre. Tenía un tío que había comprado todo el equipo de buceo, y eso también influyó.
En esas épocas vivíamos en la zona de San Francisco, y cuando hablaba de buceo, todos se me reían. Era una actividad muy elitista; pero después uno va creciendo y dándose los gustos, así que tomé un curso de nivel inicial. Íbamos al embalse de Río Tercero, y siempre tuve claro que quería ser instructor, para lo que hay que tener conocimientos de física, fisiología y el cuerpo humano. Gracias a eso tuve oportunidad de conocer lugares como México, que es la cumbre de esta actividad.
He recorrido mucho y te aseguro que la satisfacción que te produce llevar gente a hacerlo, y ver cómo lo logran, es maravilloso.

-Pusiste una escuela…
Sí, y está creciendo; tenemos nuestro propio lugar y estamos bien armados. Contamos con equipos para “fabricar buceadores”. Generalmente los llevamos para el lado de Cuesta Blanca donde hay piletones naturales de vertientes, y se realiza la ceremonia de bautismo.
Por otro lado, soy uno de los pocos habilitados para enseñar a bucear a personas con discapacidad. Es muy bueno lo que ellos experimentan con la ingravidez que se consigue en el espacio o bajo el agua.
Además, ofrecemos el servicio a turistas y entusiastas; también se trabaja en otras actividades como rescate de elementos o el asesoramiento de fuerzas especiales como el CEP. Mirá cómo estaremos compenetrados con la actividad que nos han llamado para participar del primer Congreso Nacional de Buceo.

-¿Se necesita algún permiso?
Todos los espejos de agua están regulados y para bucear necesitás una habilitación especial, lo que no significa que haya un tipo en cada lugar velando para que eso se cumpla; de hecho, uno puede ir y hacerlo libremente; pero la ley es clara. Estamos trabajando con la asociación para regular bien todo eso.

-¿Quién los apoya?
Estamos junto a Córdoba X, con la idea de Mariano Schiaretti, hijo del gobernador, que tiene claro el tema y nos ayuda mucho.

-¿Cómo es la trayectoria de un buzo?
La primera vez se introducen hasta 18 metros, y a medida que van mejorando pueden ir más profundo; después vienen las mezclas de gases que respiran para ir más hondo.
Tengo el orgullo de que hemos instruido gente que hoy se dedica a esto, como por ejemplo un chico que tenía un trabajo estable y decidió vivir del buceo; logró su primera estrella y ahora es instructor en Mallorca.

-¿Desde qué edad se puede aprender?
Desde los once años. Hay que aclarar que las embarazadas no pueden hacerlo.
Para el curso hace falta una revisión médica y, como tenemos convenio con Córdoba Deportes, ellos hacen ese trámite. El pago es un monto por curso completo y se egresa como buzo. Una vez recibido, se entrega una bitácora donde se asienta cada vez que te sumergís, y para subir de categoría hay que ostentar cierta cantidad de inmersiones realizadas. Está todo regulado, la actividad es muy segura y no se pueden cometer errores. Buceo desde hace un cuarto de siglo; pero la escuela tiene cuatro años. Tenemos un buen flujo de alumnos y la mayoría son de nuestra ciudad.

-¿Se bucea en el San Roque?
Me ha tocado para tratar de encontrar cosas; pero hay visibilidad cero desde los 50 centímetros, entonces vas tanteando el suelo, y no es arena, son piedras, residuos, y ni hablar cuando tocás una vieja del agua.
Nuestra actividad no se centra en el lago. Nos vamos a Laguna Azul, que está concesionado y es muy piola; luego Cuesta Blanca, después Cerro Pelado, Segunda Usina, que es para el lado de Almafuerte. Somos el segundo destino del país para esta disciplina, el primero es Puerto Madryn.
Una vez al año organizamos una salida fuera del país con los que ya están más experimentados, sabemos ir a Buzios en Brasil, o a México, que son las mecas de todo esto.

Por consultas, comunicarse al 15330003.

Compartir en tu red social

Comentar esta nota