El Bamba.com | Las noticias de Villa Carlos Paz

Ediciones

Atletismo: Para disfrutar al aire libre

Publicado: por en la edición 749, Deportes, Portada Sin comentarios

Dialogamos con Magdalena Nieto, que está consiguiendo buenos resultados a fuerza de pasión y entrega; en esta nota contó sobre sus orígenes y proyectos.

“Inicié la actividad de chiquita; por suerte, mi papá Carlos Nieto y mi mamá Silvia Monti, ambos profesores de educación física, me inculcaron el deporte y la actividad al aire libre. No tengo noción desde qué edad; pero fue desde siempre, aunque de manera más ordenada desde los 18 años”; reseñó la feliz madre de cuatro hijos que la acompañan con su fanatismo por la vida sana.

-¿Cuál fue su primer logro, o dónde supo que sería buena en la actividad?
Cuando empecé a disfrutarlo. Fue en el 2002, en las pruebas combinadas de ciclismo de mountain bike, kayak, maratón, de día y de noche. Me encantó el formato y hacia dónde llevaba el cuerpo; físicamente era un cansancio extremo, así y todo podía dormir tranquila y pensar en el día siguiente. Me gustó el desafío. Me di cuenta que era buena para esto y lo disfrutaba; ahí empecé a entrenar cada disciplina de una manera muy profunda. Es como que yo sabía que iba a lograr buenos resultados; se fueron dando, porque no los fui a buscar.
Ese proceso es el que trato de hacer día a día, y en las competencias gozo mucho. Me gusta estar al aire libre.

-Los resultados son algo natural…
Las cosas se van dando por el mismo goce o actitud mental que me lleva a superarme. Me pasó en los Juegos de Playa representando a Córdoba; estuvimos todo el año entrenando y cuando llegamos, teníamos la remada o la pedaleada de una manera naturalmente incorporada.
A pesar de tener cuatro hijos, los entrenamientos nunca se cortaron. Se sacaron energías de no sé dónde, porque no fuimos por un podio; pero lo trajimos.

-¿Tiene el apoyo de toda la familia?
Sí, cuando era chica mi papá daba clases en un secundario, daba pruebas de aptitud física y esas cosas. Al día de hoy tengo muchos amigos que han sido sus alumnos y lo recuerdan con cariño.
Hoy eso se está dejando un poco de lado, ya nadie inculca el amor al deporte desde lo escolar. Es un espacio perdido, porque tener a todos los chicos juntos y no hacerlo es un despropósito.

-Al final, ¿usted es medallista, atleta o maratonista?
Al día de hoy preséntenme como madre y aficionada o fanática de los deportes al aire libre.

-¿Forma parte de un equipo?
Sí, del Cross Run Carlos Paz, lo iniciamos hace seis años con pocos alumnos y hoy es muy grande. Entrenamos fuerza, resistencia, técnicas, y de todo para tener buen estado físico en general. Ese es el objetivo principal.
Dentro del grupo hay gente que quiere competir en distintas modalidades y entonces lo entrenamos para eso. Algunos compiten en 5 kilómetros otros en 20.
El grupo en realidad es un disfrute de la actividad al aire libre. Queremos que el estado físico no sea un impedimento para realizar nuestras actividades. Se puede sumar gente, y estamos dando clases de lunes a viernes en la plaza de calle Tokio. Pueden consultar los horarios en la página: Cross Run Carlos Paz, porque son variados.

-¿Cómo está compuesta su familia?
Pedro de 14; Luna de 9; León de 7, y Juana de 1 año y 4 meses. Los más grandecitos vienen conmigo a dar clases y a todos lados; pero nunca los he obligado.
Lo toman como un juego, y se suman a los entrenamientos; de hecho, muchos de los que entrenan traen a sus hijos, porque los chicos se forman jugando.

-Lo último fue lo de San Antonio…
Fue hermosa esa carrera, muy bien organizada; fui a acompañar a varios alumnos que competían y que querían probar. Lo aproveché porque estoy entrenando para un triatlón en San Juan en marzo, y ya confirmé otro en Paraguay en abril.
Lo de San Antonio estuvo bueno como entrenamiento y los resultados se me dieron, fui a disfrutar y me traje un primer puesto. No voy a negar que en el fondo uno quiere un resultado; pero la intervención allí fue más que todo para pasarla bien, ese resultado se dio porque traigo un entrenamiento bastante largo y ordenado.

Finalmente, Magdalena deslizó unas palabras a modo de mensaje para quienes quieran hacerse eco: “Que la gente se mueva más hacia el aire libre y se despeguen de lo electrónico; que se acerquen a los hijos, porque sin darnos cuenta este mundo se hace cada vez más sedentario, por las facilidades que nos da la tecnología de tener todo a la mano. En un celular tenemos toda la información; pero nos perdemos de un mundo que nos ofrece tantas cosas lindas al natural; que salgan y tomen el amor a la vida”.

Compartir en tu red social

Comentar esta nota