El Bamba.com | Las noticias de Villa Carlos Paz

Ediciones

Argentina, ¡tomate la pastilla!

Publicado: por en la edición 726, Opinión, Portada Sin comentarios

Estamos a un paso de entrar en el Renacimiento Latinoamericano; casi, pues todavía estamos en la Edad Media, con palacios de armas largas en lugar de castillos de murallas altas. Y Wi-Fi.

Con los mismos caballeros de armaduras con escudos y lanzas de un lado y del otro de la cerca. Con celular.

Señores Feudales, dueños de extensas estancias llamadas Provincias, cuyos empleados sirven a su señoría de manera respetuosa y/o cómplice.

La familia del Señor Feudal, es el alma mater del territorio, se respeta y asiste como al jefe, presentes en una etapa de misiadura, hambruna y escasez.

Donde crecían los habitáculos de cartón y telgopor; techos de chapa o nylon, donde las personas se guarecen si llueve… porque cocinar y comer se hace afuera del rancho, cuando ayuda el buen tiempo. Orinar, en un rincón; y aseo, poco.

Olvídate de una mesa para deberes y chocolatada, no alcanza el espacio del hacinamiento.

Heredamos los Señores Feudales apoltronados, los súbditos aferrados y los pobres cada vez más consolidados.

Sin lugares privados para el destino “baño”, en comunidades de peste, desamparo y desabrigo bajo una autopista cualquiera o un descampado.

Llegará a su tiempo y todo comenzará a renacer, como fue con los óleos de Sandro Botticelli, Michelangelo o músicos o escultores… o propios de estos parajes.

Ya llegará la posesión definitiva de la libertad, igualdad y solidaridad… o lo que usted quiera inventar como tríada de futuros proyectados.

Primero, de a poco, hay que recuperar la Patria perdida, fortalecer la democracia, estimular la función de la justicia y pertenecer a un estilo de educación, fregar las instituciones contaminadas. En fin, ser un país libre y soberano, donde el voto sea un derecho y no la obligación de dárselo al jefecito.

La seguridad vendrá después, cuando cada ciudadano tenga identidad, se vislumbre, sea lumbre, sea reconocido y no necesite empuñar un arma para decir “acá estoy”, “este soy yo”, reconózcanme.

Señores Feudales en territorios provinciales, antiguas estancias del NOA y el NEA, algunas provincias del sur y comunas que aún no lograron surgir del fondo de la tristeza con mocos.

Las autoridades son auto-elegidas por ellos mismos o por amigos y parientes; las listas están plagadas de parentela; tan cerradas, que nadie por fuera de su linaje, puede entrar.

Argentina, duele! Sigamos intentando mejorarla, cambiarla.

Pues tomate la pastilla, o si prefieres, la bastilla, como más te guste; pero intenta completar el camino y salir a ser otro país…

Auto sustentable.

Adriana Ruësch

Compartir en tu red social

Comentar esta nota