El Bamba.com | Las noticias de Villa Carlos Paz

Día a día

Menús en sistema Braille: Cumplimiento a medias

Publicado: por en la edición Día a día Sin comentarios

Solo algunos locales gastronómicos respetan la ordenanza. Los encargados advierten que no son solicitados.

menú braile

 

Con el afán de convertir a nuestra ciudad en «inclusiva», en noviembre del 2009 el Concejo de Representantes aprobó una norma promulgando la obligatoriedad de imprimir cartas de comidas en los sistemas braille y macrotipo en todos los «bares, restaurantes, confiterías, pizzerías, snack bars, heladerías, salones de té y afines» de Villa Carlos Paz.

En su articulado, establecían también algunas especificaciones, tales como la utilización de un papel especial sin plastificar y el tipo de letra en los casos donde se trate de una tipografía mayor a la habitual.

Por entonces los locales tenían un plazo máximo de 60 días para adecuarse a la disposición; en tanto que para los infractores contemplaba la aplicación de multas.

Lo cierto es que, tiempo después, solo unos pocos comercios ofrecían el listado en la forma requerida. Realidad que en 2014 llevó al edil justicialista Adrián Lizarriturri a solicitar que se controle el acatamiento de la legislación.

Actualmente la situación no varió demasiado. De los locales consultados al azar, solo dos demostraron tener las dos opciones tal cual determina la ley. Otros, en cambio, solo contaban con la opción para no videntes, confeccionada en materiales transparentes; dejando de lado la que necesitan los disminuidos visuales. Mientras que un número inferior, directamente, no las poseía.

Gerardo es encargado de un reconocido bar ubicado en pleno centro, donde la regla se obedece tal como es debido. En su experiencia, ha tenido varios clientes que han recurrido a alguna de las dos alternativas. «Han venido familias, y si hay un integrante no vidente entonces cuando le llevás la carta entregás la otra y están satisfechos», contó.

Similar fue la actitud del administrador de un restaurante de avenida Libertad. En su caso comentó tener una carta con comida y otra con tragos; las cuales fueron requeridas una vez por asistentes al lugar y otra por personal municipal. «Se mostraron conformes, era un grupo donde también había personas videntes», recordó.

En cambio, Gloria, cuyo negocio está ubicado sobre avenida General Paz, aseveró que no la ofrecen sino que aguardan que se las pidan; cosa que, hasta el momento, no ocurrió. Aunque reconoció que han atendido a personas con estas discapacidades, iban acompañadas por otros que colaboraron con la decisión.

Por su parte Fabián, que pertenece a una parrilla de avenida Libertad que solo abre durante la temporada estival, admitió no disponer de los menús especiales. Aunque justificó su decisión en el poco tiempo que abre al público.

 

Compartir en tu red social

Comentar esta nota