El Bamba.com | Las noticias de Villa Carlos Paz

Ediciones

El Intendente que no atiende

«Queremos que cada ciudadano se sienta identificado con la ciudad y para ello vamos a fortalecer la identidad y el arraigo, todo lo que en los años anteriores el poder trabajó para que fuera al revés, para dividirnos y para que no nos conozcamos, no nos sintiéramos parte de la ciudad».
Desde la asunción de Esteban Avilés, en cuyo discurso se mostrara abierto al diálogo con todos y cada uno de los ciudadanos, hasta los últimos días de su actual gestión mucha agua ha pasado por debajo del puente.
Y es justamente lo contrario a su oratoria aquello que reclaman ciertas instituciones y hasta personas particulares. «¿Adónde quedaron los principios de que se iba a escuchar y reconocer a los vecinos y organizaciones?», de hecho, le preguntó el ambientalista Juan Carlos Paesani en un carta abierta al Jefe de Gobierno.
editorial_608Atención. «Lo único que queremos es que el Intendente nos reciba. No le pedimos ningún subsidio, solamente queremos que nos atienda». El petitorio suena simple pero con número de expediente en mano la Red de Vecinos por la Vida, que incluye a PHUMA, la Comisión de Derechos Humanos, la Asamblea Sol y Río en Pie línea fundadora y el Centro Vecinal Villa Independencia, entre otros, viene solicitando sin éxito audiencia desde enero de 2013.
«Lo que pasa es que nosotros somos muy críticos con la política ambiental de Carlos Paz», justifica el titular de FUNEAT; diversidad de pensamiento que no debiera significar ausencia de comunicación. Aunque la situación se repitiera con el gobernador José Manuel de la Sota tras calificar de «aburrida» la mesa de diálogo entre provincia y municipios; o frente la discontinuidad de las reuniones con los excandidatos a Intendente.
Invitación-promesa para que sean partícipes de la actual gestión pero que, sin embargo, no prosperó de las primeras citaciones.
El Defensor del Pueblo tampoco escapa a una «relación quebrada» en lo que a diálogo refiere. «Harto de pedirle audiencias a Avilés», en sus propias palabras, la obligación de responder a los petitorios formales la derivó a tribunales; «no con la intención de que eso se transforme en un problema, si no para que los casos a seguir sean cumplidos».
De nuevo… «Me gustaría que el Intendente nos reciba en su oficina. Sería bueno tener una charla para conocer los lineamientos de su política en la ciudad y hasta contribuir en el desarrollo de la misma». Las diferencias partidarias, esta vez, serían los motivos subyacentes que alega el Ombudsman a modo de comprender el rechazo ejecutivo.
Párrafo aparte merece el ya público enfrentamiento entre el Palacio 16 de Julio y la Cooperativa Integral, cuya incomunicación ha derivado en conflictos legales, cobros superpuestos, manifestaciones varias y hasta la más ridícula competencia: lograr la mayor cantidad de oradores a favor y en contra en las audiencias públicas.
¿Por qué no los entrevista? ¿A ellos no y a otros sí? ¿Capricho? ¿Gajes del oficio? Numerosos son los interrogantes que suscita la conducta del primer mandatario; para muchos se tratará de discrecionalidad, algunos lo sentirán como falta de respeto y habrá los que den con la tecla para congratularlo. Pero en ninguno de los casos podrá negarse el incumplimiento avilecista de romper con las viejas prácticas junto al desgaste democrático que deviene de un Intendente que no atiende.

 

Compartir en tu red social

Comentar esta nota